Normal, por definición, es lo que se considera correcto para el 50% de las personas +1… y con esta palabra se intenta definir lo bueno de lo malo, lo que vale la pena y lo que no, lo aceptado por la sociedad y lo rechazado por transgredir reglas. Ahora, que llevamos más de 30 días sin salir e intentando vivir la vida lo más “normal” posible, nace todo este boom de la reinvención. ¿Entonces ya lo normal no nos gustó?

La idea no es hacer un ensayo sobre lo mejor y lo peor que nos ha traído esta situación, pero sí creo que debemos aprender a abrir la mente y salirnos de la caja. Que esto nos enseñe, por lo menos, a entender lo mucho que necesitamos estar en constante cambio. No por productividad o por seguir a los mil coach que han surgido, sino porque cuando vemos más allá de nuestras narices es que se genera un verdadero cambio. Yo sí espero que esto nos cambie, y que nos cambie para siempre. Que la indiferencia y la mediocridad de nunca salir de nuestra zona de confort ya no sean una opción.

Y como no creo en palabras sino en hechos, les dejo algunos tips que me han servido para todo todito en la vida.

  1. Hacer listas: Como no soy ni la más organizada, ni la más disciplinada, me esfuerzo en poner en un mismo lugar todo lo que debo y quiero hacer. Ya con esto, tengo claro todo lo pendiente.
  2. One day at a time: Si luego de esta lista grande, la organizo en pequeñas listas, ya no me asusto con todo lo que tengo que hacer, y voy cumpliendo de a poquitos.
  3. Poner primero la salud mental: En estos momentos, es aún más fácil que nuestra mente se abrume y no pueda continuar normalmente. Y a veces lo vemos demasiado tarde. Parar para respirar también está bien.
  4. Volver a las raíces: ¿Cuantas metas, ideas, sueños, hobbys tenían en pausa? Estoy de acuerdo con que debemos cambiar y adaptarnos, pero aprovechemos para volver a antiguas costumbres que dejamos atrás con excusas como el poco tiempo.
  5. Que te importe quien te aporte: Creo fielmente en que somos un promedio de las 5 personas más cercanas a nosotros. Quienes quieren crecer con uno, son pilares fundamentales para seguir adelante sin literalmente matarse por alcanzar estándares sociales o metas irreales. Bye a todas las malas vibes, que todo llega y todo se va por algo.

Ahora, con todo en pequeños pasos, se puede ver todo con claridad y empezar el cambio que muchos necesitábamos. Que esas metas de año nuevo si se cumplan, que las excusas se hagan obsoletas y que jamás volvamos a la normalidad. Todo es mejor thinking outside of the box.

Recuerden que, así como una marca tiene su matriz SWOT o DOFA, cada uno de nosotros podemos tenerla. Entonces, ¿qué estamos esperando para convertir nuestras debilidades en fortalezas y nuestras amenazas en oportunidades?

Eso sí, todo al ritmo de cada cual, porque más que de productividad, se trata de lo deli que se siente tachar pendientes en las listas, cumplir esas metas que ni uno creía que iba a lograr, el fresquito después de por fin hacer ese informe que no quería hacer. Porque siempre se ha tratado del camino y no del destino.

Tags: life, team, tips

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go Top
Translate »